Ventajas de viajar en tren por Europa

Ventajas de viajar en tren por Europa

Estas son las principales ventajas de viajar en tren por Europa.

Es fácil

La razón número uno por la que debería viajar en tren es porque hay muchas menos molestias. No hace falta llegar con horas de antelación, ni un largo proceso de facturación, ni preocuparse por la cantidad de líquidos que lleva en su bolsa. Basta con subir al tren y ya está. Incluso puedes llevar tu propia comida y bebida a bordo en la mayoría de los países, especialmente en Europa en viajes como Dublín, Edimburgo y Londres.

Es cómodo

Si el espacio extra para las piernas le hace querer bailar (o simplemente estirarse), viajar en tren le hará dar dos pasos. Casi todos los trenes en los que viajará, ya sea en Suiza, España o la Riviera Francesa, cuentan con amplios asientos, cabinas con temperatura controlada y amplios espacios para el equipaje. Algunos trenes incluso ofrecen tomas de corriente, aperitivos, artículos de aseo y WiFi gratuito.

Podrá disfrutar del paisaje

Una de las mayores ventajas de viajar en tren es la posibilidad de hacer turismo entre destinos. En lugar de largas carreteras y semirremolques, verá bosques frondosos, lagos vírgenes, montañas y pueblos remotos. Los trenes también exploran partes del país que ni siquiera tienen carreteras, lo que le permitirá disfrutar de las vistas más auténticas.

Haga lo que quiera

Si sentarse y hacer turismo no es lo suyo, otra ventaja de viajar en tren es la libertad de hacer, bueno, cualquier cosa. Puede levantarse y pasear por los vagones, leer un libro, echarse una siesta, hablar con los demás pasajeros, visitar a los amigos de otros camarotes e incluso disfrutar de una auténtica comida, según el tren. Sin preocuparse de vigilar la carretera, ¡las posibilidades son prácticamente infinitas!

Es mejor para el planeta

No hay nada como ver el mundo y al mismo tiempo ayudar a preservarlo. Una de las principales ventajas de viajar en tren es que es la forma más ecológica de viajar, aparte de caminar o ir en bicicleta. Los viajes en tren emiten un 75% menos de gases de efecto invernadero que los coches. En algunos países, los trenes representan menos del 3% de todas las emisiones de gases del transporte.

Menos posibilidades de retrasos

A diferencia de los aviones, los autobuses, los coches o los barcos, los viajes en tren son los que menos posibilidades tienen de sufrir retrasos por culpa de las condiciones meteorológicas adversas u otros factores ambientales. Esto es especialmente beneficioso en los viajes más cortos y compactos, cuando cada momento cuenta de verdad. Además, ¿ha viajado alguna vez en un tren por los Alpes suizos mientras la nieve cae a su alrededor? Es absolutamente mágico.

Acabas justo en el centro de todo

El tren puede no parecer cómodo a primera vista, pero lo es. De hecho, es una de las mejores ventajas de viajar en tren. Las principales estaciones están casi siempre en el centro de las ciudades, lo que significa que estás a unos pasos de tiendas, restaurantes y hoteles. Se acabaron los largos trayectos por carretera desde los aeropuertos y la sensación de haber pasado la mitad del viaje tratando de encontrar los principales destinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies