¿Cómo cambiar el estilo de tu casa de la manera más sencilla?

¿Cómo cambiar el estilo de tu casa de la manera más sencilla?

Para renovar tu casa no es necesario comprar muebles nuevos o realizar alguna reforma, sólo con unos botes de pintura puedes conseguir dar un cambio total a tu hogar.

Puedes encontrar pinturas online y todos los accesorios que necesites para tener un nuevo ambiente de una manera más económica y que no suponga un gran trastorno. Tanto las paredes, los techos como los muebles puedes cambiarlos de color para que tu casa parezca como nueva. 

Lo esencial que tienes que tener en cuenta es que no todas las habitaciones tienen que tener el mismo tipo de pintura. Cada estancia tiene unas características determinadas, además de distintos usos. Por ejemplo, si quieres pintar una cocina o el baño, no puedes emplear la misma pintura para esas zonas, ya que el vapor y las grasas que se desprenden no todas las pinturas están preparadas para soportarlo.

En cuanto a las habitaciones, no elegirías el mismo color para un dormitorio infantil que para un adulto, por lo que es importante escoger el tono según las condiciones ambientales de cada espacio.

De la misma manera, hay que considerar qué es lo que manifiesta cada color. Unos tonos estimulantes como podría ser el mostaza, el verde intenso o el rojo siempre están más indicados para estancias como la cocina, un estudio o el salón. Los colores más relajantes como el azul, verde suave, gris o blanco para los dormitorios, aunque sobre gustos no hay nada escrito.

Existen muchos tipos de colores de pinturas, pero también están los acabados. El satinado tiene un poco de brillo, y hace que las superficies parezcan más finas y es más resistente al paso del tiempo y a la suciedad. Por otra parte, el mate aguanta mucho peor el desgaste, aunque disimula perfectamente cualquier desperfecto que pueda haber en la pared y en cuanto a su aplicación, necesita menos manos.

Cuando hayas decidido qué colores son los que te gustan, compra las pinturas y todo lo necesario como un rodillo, un mango extensible, brochas, y no olvides la cinta de pintor o de carrocero, para cubrir zócalos, enchufes e interruptores.

Ten en cuenta también, utilizar cartones para evitar manchar el suelo, de esta manera no te

resbalarás y absorberá la pintura que pueda caer.

Ideas para pintar tu casa

Es importante que apliques una base de imprimación para crear una película protectora sobre la pintura vieja y que la nueva pueda adherirse correctamente. Asimismo, ayuda a tapar posibles manchas.

Hay muchos estilos de decoración que se apoyan en colores determinados para crear ese tipo de ambiente. Por ejemplo, el estilo nórdico se viste con el blanco como tono principal y se suelen introducir algunos toques de color, pero siempre bastante claros como el gris, tonos arena, rosa cuarzo, azul pastel o verde, que evoca a la naturaleza. Para los muebles y la decoración se utiliza el amarillo o el negro.

Para un estilo más retro se usan una gran variedad de tonos tanto en paredes como en el resto de elementos decorativos. En muchos casos, las paredes son blancas y para dar vivacidad se arriesga con el color en el mobiliario, cuestión de gustos.

Por otra parte, no tienes por qué basar tu elección en un estilo de decoración concreto, simplemente puedes crear otra personalidad en tu casa realizando juegos de colores para hacer que una estancia parezca más espaciosa, más ancha o más alta. Unas rayas verticales en la pared del fondo de una habitación harán que los techos parezcan más altos y las horizontales generarían la sensación de mayor anchura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies