¿En qué consiste la insuficiencia venosa?

¿En qué consiste la insuficiencia venosa?

En la insuficiencia venosa se pueden englobar un conjunto de problemas o signos como hinchazón, varices y piernas cansadas. En realidad, se trata de un problema muy común que suele afectar a las personas que tienen entre 40 y 49 años de edad, sobre todo, a las mujeres. Si quieres ampliar la información al respecto puedes ver más datos acerca de la insuficiencia venosa en Area Venosa Servier.

¿Qué ocasiona la insuficiencia venosa?

Entre los distintos factores por los que se presenta la insuficiencia venosa comenzaremos destacando aquellos que no se pueden evitar:

  • El sexo: aunque la puede padecer cualquiera persona, el porcentaje de mujeres afectadas es mucho mayor que el de hombres.
  • La edad: conforme se va creciendo aumenta el riesgo de incidencia, sobre todo pasando los 40 años.
  • Factores genéticos: nuestra genética puede ser un factor por el cual se desarrolle esta patología.
  • Escenarios específicos: especialmente durante el embarazo o durante la menopausia se incrementa el riesgo de padecer insuficiencia venosa.

Hay otros factores que también influyen en la aparición de la insuficiencia venosa, los cuales pueden ser evitados teniendo una buena calidad de vida y buenos hábitos:

  • Obesidad o sobrepeso
  • Estar de pie durante mucho tiempo de forma frecuente (en el trabajo)
  • Una mala alimentación
  • Fumar tabaco

Evitar estos factores puede ayudar a prevenir estos problemas.

Causas del cansancio de piernas y de las varices

Para poder entender por qué se producen las varices y el cansancio de piernas debemos de tener claro que en nuestro cuerpo hay dos tipos de vasos (arterias y venas) y que cada uno de ellos tiene una función específica.

En el caso de las arterias, estas se encargan de distribuir la sangre que ha sido oxigenada en nuestros pulmones a lo largo de todo nuestro cuerpo.

En cuanto a las venas, estas se encargan de recoger la sangre de todo nuestro cuerpo y enviarla al corazón, en donde se oxigena y es bombeada para todo nuestro organismo.

Dicho retorno venoso en las piernas se hace en contra de la gravedad, por lo que nuestro cuerpo utiliza ciertos mecanismos para poder hacerlo, como la contracción de los músculos en los gemelos y en los pies y por medio del uso de válvulas en las venas que se encargan de evitar que la sangre vuelva a circular hacia abajo.

Cuando estos mecanismos comienzan a fallar, especialmente las válvulas venosas antes mencionadas, es cuando se empiezan a presentarse problemas. Cuando se acumula la sangre en nuestras extremidades las venas comienzan a dilatarse y contienen más sangre, lo que después de un tiempo hace que se presenten las várices.

¿Se puede tratar la insuficiencia venosa?

En la actualidad se conocen varios métodos para tratar la insuficiencia venosa, entre las cuales podemos destacar las terapias compresivas en las que se usan las conocidas medias de compresión, las cuales pueden llegar a dar muy buenos resultados, aunque lo cierto es que son incomodas.

Pero este no es el único tratamiento que podemos utilizar, ya que también se pueden recurrir a los venotónicos, que son medicamentos que sirven para reducir la permeabilidad y fragilidad vascular, lo que aumenta el tono muscular de las paredes venosas, lo que sirve para mejorar notablemente la sintomatología de la insuficiencia venosa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies