¿Cómo cuidar a un erizo y a una lagartija? - Noticias Semanales

¿Cómo cuidar a un erizo y a una lagartija?

¿Cómo cuidar a un erizo y a una lagartija?

 

 

Estas dos especies de animales no son la elección habituales como mascotas pero cada vez se ven más en cautividad

 

Perros y gatos son las mascotas más comunes y los animales elegidos con mayor frecuencia como compañía por las familias. Sin embargo, en los últimos tiempos algunas personas están empezando a convertir en tendencia la elección como animal de compañía de especies más exóticas, como el erizo, o muy frecuentes en estado salvaje pero poco en cautividad, como las lagartijas. Ante este hecho, ¿es difícil cuidar a un erizo o a una lagartija? ¿Cómo se alimentan? Lo veremos a continuación.

 

Dar de comer a un erizo

 

El erizo es un mamífero de reducido tamaño, recubierto de púas que le sirven de protección. Su hábitat natural se encuentra en Europa, Asia y África. Hay 16 especies diferentes de erizos pero, como animal doméstico, las especies más comunes son el erizo orejudo o el erizo orejudo africano.

 

Si tomas la decisión de adoptar a este animal exótico como compañía, debes tener muy en cuenta qué come y en qué cantidades. La alimentación de los erizos debe basarse en muchas proteínas y pocas grasas, pues tienen tendencia a engordar.

En cautividad, en la alimentación del erizo no deben faltar:

 

 

  • Carne sin preparar.  Eso sí, en pequeñas cantidades y servida a temperatura ambiente. Una buena idea es mezclarla con avena. Pollo y pavo son ideales.
  • Huevos cocidos o batidos.
  • Agua. Es fundamental, limpia y siempre a su disposición.
  • Frutas. Les encantan, sobre todo plátano, pera, manzana, sandía y melón. Pero hay que evitar los cítricos, pues les pueden ocasionar diarrea y problemas renales graves.
  • Pienso premium de gatos. El pienso para gatos de calidad premium constituye un alimento muy completo para los erizos, siempre que contenga proteínas en una proporción similar al 22%; fibras en un 15% y no más de un 5% de grasas.

 

  • Pescado,  pero solo cocido.
  • Verduras, pero no cualquier tipo. Entre las verduras que pueden comer se incluyen rábanos, nabo, pepino o zanahoria coecida.

 

¡Cuidado con los insectos!

 

En estado salvaje, los erizos comen con frecuencia insectos, que les aportan quitina y carbohidratos. No obstante, en cautividad se les puede ofrecer insectos pero de forma muy controlada. Han de ser, preferiblemente insectos de criadero, para evitar que sean portadores de enfermedades. Además, los insectos expuestos a sustancias químicas también pueden afectar negativamente a la salud del erizo.

 

El consejo general es proporcionarles insectos de criadero de vez en cuando en su dieta.

 

¡Prohibido los lácteos!

 

La leche y sus derivados nunca deben estar presentes en la alimentación de un erizo. El organismo de estos animales no asimila bien los productos lácteos. Ha habido casos de erizos en cautividad que han muerto como consecuencia de la ingesta de leche por lo que hay que tener mucha precaución y evitar los lácteos siempre.

 

Otros alimentos prohibidos son la cebolla, los frutos secos, las golosinas y snacks.

 

Los erizos comen poco

 

El erizo es un mamífero que come, por lo general, poco, alrededor de medio kilo de alimentos mensualmente. Los erizos jóvenes de hasta 4 meses de edad y los erizos hembra preñados en cautividad deben contar siempre con un recipiente con pienso lleno. En cuanto a los erizos adultos de más de 4 meses su dueño debe preocuparse de proporcionarles media cucharada de pienso por la mañana y media por la noche.

 

¿Cómo alimentar a una lagartija?

 

La lagartija es un reptil muy común tanto en el campo como en algunos núcleos urbanos. Lo habitual es ver a estos pequeños animales deslizándose en libertad por cualquier rincón pero cada vez es mayor el número de personas que adoran a las lagartijas y deciden adoptar una. La primera pregunta para cuidar a uno de estos animales es qué comen las lagartijas.

 

Pues bien, lo primero que hay que saber es que las lagartijas son omnívoras, es decir, comen de casi todo. En libertad pueden alimentarse casi de cualquier insecto, desde moscas hasta saltamontes, mariquitas, gusanos…

 

Cuando una lagartija se encuentra en cautividad, en un terrario, la primera recomendación es proporcionarle siempre insectos vivos y frescos y que, además, puedan cazar. La cantidad y frecuencia de estos insectos variará en función de la especie de lagartija y su tamaño.

 

Por otra parte, como complemento a la dieta principal de insectos de la lagartija, se le pueden proporcionar vegetales, pero solo una vez a la semana y siempre hay que retirar las sobras.

 

El último consejo sobre la alimentación de las lagartijas está referido a los grillos: si los dejas vivos en el terrario y la lagartija no los come pues está saciada son peligrosos, pues tienden a morder a este reptil cuando duerme. Incluso hay casos en los que han llegado a comerse sus patas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com