Descubre los diferentes tipos de piercings

Descubre los diferentes tipos de piercings

Si estás pensando en hacerte un piercing, es importante que conozcas los diferentes tipos que existen. Cada tipo tiene sus propias características y cuidados necesarios para mantenerlos en buen estado. En este artículo te hablaremos sobre tres tipos de piercings: el piercing de pezón, las agujas americanas de piercing, las dilataciones de oreja, etc.

Los piercings de pezón

El primer tipo de piercing del que hablaremos es el piercing de pezón. Este tipo de piercing es muy popular entre hombres y mujeres y se realiza en el pezón. Es importante destacar que este tipo de piercing puede ser doloroso debido a la sensibilidad del área donde se coloca. Para reducir el dolor se recomienda utilizar anestesia tópica antes del procedimiento.

Las agujas americanas

Por otro lado, las agujas americanas piercing son uno de los métodos más utilizados para hacer piercings en cualquier parte del cuerpo. Estas agujas son muy resistentes y no contienen níquel ni otros metales que puedan causar reacciones alérgicas en la piel. Además, su forma permite una mayor precisión al momento de realizar el perforado.

Las dilataciones de oreja

Finalmente, podemos comprar dilataciones oreja. Este tipo de piercing consiste en agrandar la abertura natural del lóbulo auricular mediante la inserción gradual de joyería especializada llamada “túnel”. Es importante tener en cuenta que cada vez se debe insertar un túnel con diámetro mayor para lograr una expansión progresiva del lóbulo.

Cuidados que necesitan los diferentes piercings

Es fundamental recordar que cada tipo de piercing necesita un cuidado particular. Por ejemplo, en el caso del piercing de pezón, es importante mantener la zona limpia y seca para prevenir infecciones. En el caso de las agujas americanas de piercing, es fundamental asegurarse de que la joyería utilizada no contenga níquel ni otros materiales alérgicos. Y en el caso de las dilataciones de oreja, se deben limpiar los túneles con agua y jabón suave.

Si estás pensando en realizarte un piercing, asegúrate de conocer los diferentes tipos que existen y los cuidados necesarios para mantenerlos en buen estado. Ya sea un piercing de pezón, una aguja americana o una dilatación de oreja, cada uno tiene sus propias características y cuidados específicos. Recuerda siempre acudir a un profesional calificado para realizar cualquier perforación corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies