Tiroteo en una Iglesia en Texas deja ocho menores fallecidos

Tiroteo en una Iglesia en Texas

Devin Patrick Kelley de 26 años fue el responsable del tiroteo ocurrido en la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Spring en Texas, EE. UU. Durante este tiroteo fueron asesinados 26 personas, entre ellas ocho eran menores de edad. Kelley había sido internado en un centro de salud, pero escapó hace poco tiempo.

De acuerdo con los testimonios de Rosanne Solis y Joaquín Ramírez, sobrevivientes del tiroteo en la Iglesia en Texas, Devin Patrick Kelley les disparaba a bebés a quemarropa sin piedad alguna mientras avanzaba por los pasillos. Esta ha sido una de las cifras más altas de menores fallecidos en un tiroteo desde que en el 2012 perecieron 20 menores en un tiroteo en una la escuela Sandy Hook en Estados Unidos. Además de los menores, Kelly asesino a tres parejas de matrimonios que se encontraban en la Iglesia ese día.

El agresor, además de haber estado internado, tenía un pasado violento. Estuvo en corte marcial mientras era militante activo de la Fuerza Aérea debido a agresiones hacia su esposa y por haberle fracturado el cráneo al hijo de su esposa. Kelley llegó a la Iglesia en Texas con un fusil lleno de 15 cargadores con capacidad de 30 cartuchos cada uno. Tras ser perseguido por los civiles de la localidad, estrelló su automóvil y se propinó un disparo, muriendo de inmediato.

Entre los menores fallecidos se registra un bebé nonato de una mujer que estaba embarazada que murió de un balazo y la hija del pastor de la Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Annabelle Pomeroy, la cual tenía 14 años. Entre las demás personas fallecidas se encontraba un veterano del ejército que acababa de superar su cáncer. También Peggy Warden, de 56 años, murió en la Iglesia al recibir los impactos de bala que iban hacia si nieto Zachary Poston de 18 años.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *