Venezuela llevó a nueve nadadores y ninguno pasó a la final

El pasado domingo 30 de julio, se cerró la competencia mundial de deportes acuáticos en Budapest, Hungría con la invasión del nadador Caeleb Dressel como nueva imagen de los estadounidenses y un horizonte gris para los atletas de Venezuela.

Venezuela se llevó a nueve nadadores al mundial, sin Albert Subirats en la nómina, el equipo estaba dirigido por la destacada nadadora Andreína Pinto, que decidió posponer su retiro y participar, no obstante, sin esperanzas de obtener grandiosos resultados.

Asimismo, asistieron los también olímpicos Cristian Quintero y Carlos Claverie, donde estaban puestas por todos los venezolanos las mayores esperanzas. El primero terminó su desarrollo en Italia y su mejor plan fue el puesto 27 entre 52 finalistas entre los 400 mts libre, cerró en el puesto 29 de los 50 mts libre y 33 en 200 mts libre.

De igual forma, Claverie fue el mejor comisionado en la delegación de Venezuela, con un puesto de 19 entre 40 inscritos en los 200 mts de pecho con un tiempo de 2:11.71, además nadó los 100 mts de pecho y fue posicionado de numero 28 con un tiempo de 1:00.83.

También participaron Mercedes Toledo, Jeserik Pinto, Isabella Páez, Carlos Omaña, Marcos Lavado y Robinson Molina. Ninguno pudo llegar a finales, lo que dejó en certidumbre la crisis en la natación venezolana que se empezó a percibir en los pasado Juegos Olímpicos de Río 2016.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *